POEMARIO

TINTO EXTINTO DE MI PROFUNDO INSTINTO

En mis entrañas hay un huerto,
en el que las semillas son los muertos.
En mis recuerdos he de tenerlos
pues en mí son aún un tinto fresco.
Sus conciencias son desiertas.
yacen sobre la tierra
y con racimos de ilusión
los llevo en el corazón.

Como la vid en el viñedo
a ese hombre quiero llorar
con racimos de dolor
hoy extraño su aroma

El vino nuevo
en aquel bohemio barril
no se llegó a hacer añejo
sus frutos comenzó a dar
pero cosechas no logró alcanzar.
Aún no entiendo vida mía
por qué la muerte de ti se quiso embriagar.
Hoy lamento tu ausencia
tu esencia, que llegó a ser mi demencia
en ese vino tinto
de mi profundo instinto

Maribel Urbina (Junio 2009)




SILENCIO

Que bello es el silencio
El espacio íntimo de tu ser
Lugar de encuentro con lo sagrado
Y lo profano.

Amo el silencio que me permito
Para encontrarme con mi esencia
El espacio que me regalo
En medio de la multitud
De la noche, del trabajo o el hastío.

Cuanta riqueza en cada minuto de silencio.
Cuantos recuerdos, dudas, duelos,
encuentros, anhelos…
Amo mi silencio.


Zoraima León

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada